A pesar de todo lo acontecido en este año, el 2020 se ha convertido en el año con la energía más limpia de toda la historia de España. En 2020 se ha producido el equivalente al 66% de toda la electricidad producida frente al 43% del año anterior.

El 2020 se ha convertido en el año con la energía más limpia desde que existe un registro de esta, creado en 2007.  La cuota de producción verde de 2020 es 6,1 puntos porcentuales superior a la de 2019 (37,5%) y está 3,2 puntos por encima del anterior máximo de participación anual, registrado en 2014.

Es muy notable el avance de la transición energética en la que el Gobierno de España está inmersa de la mano del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (Pniec), cuya meta es que el 74% de toda la generación eléctrica española de 2030 sea de origen renovable.

Las emisiones producidas por la generación de electricidad se han reducido un 27,3% respecto a las de 2019. Esta cuota tan alta de producción de energía limpia del 2020 se debe, principalmente, a las condiciones climáticas favorables.

Este auge de producción renovable ha derivado también a que el 2020 sea el año con mayor producción libre de emisiones de CO2 equivalente, con unas previsiones de cierre de año en las que el 66,9% de todos los GWh de electricidad generados en 2020 proceden de tecnologías que no emiten contaminación al medio ambiente.

Noticias Greening-e relacionadas: