Greening-e ha finalizado el proyecto de instalación fotovoltaica en Murcia para lograr una mayor eficiencia y autoconsumo energético para un grupo empresarial especializado en la comercialización de productos agrícolas.

Esta obra, planificada y realizada por Greening-e, es una instalación de autoconsumo sin excedentes destinada a reducir la dependencia energética de la empresa. Se trata de una instalación fotovoltaica en Murcia. Ésta posee un total de 608 módulos fotovoltaicos. Cada módulo cuenta con 144 (6×24) células monocristalinas y una potencia nominal de 410W. Para su buen rendimiento, se han colocado también un total de cuatro inversores. De esta forma, conseguimos una potencia pico en la instalación de 249,28 kWp.

Teniendo en cuenta la orientación de la cubierta y los grados de inclinación del campo solar sobre estas, nos da una producción especifica de 1.551 kWh/kWp/año, un índice de rendimiento (PR) del 78,66 %. Esto supone una producción anual de 386,7 MWh/año.

Además de reducir la dependencia energética de esta compañía especializada en productos agrícolas, se conseguirá evitar la emisión a la atmósfera de 177 kg de CO2. Esta cifra equivale a una cantidad de 7 árboles plantados y a evitar la extracción de 0,033 toneladas de petróleo al año.  

Ubicación y estructura de la instalación

La instalación está situada en la cubierta del complejo, por lo que las opciones de estructura de soporte se ven reducidas a triangular o coplanar. Es cierto que la estructura triangular te permite orientar los módulos fotovoltaicos, así como acercarse a la inclinación óptima en la latitud geográfica, debido a la condición plana de la cubierta existente. Pero, teniendo en cuenta las características, dimensiones y entorno de la instalación ha resultado más apropiado usar una estructura coplanar. Además, desde el punto de vista de diseño urbanístico, los módulos fotovoltaicos instalados en soportes coplanares son menos vistos que los que usan estructuras triangulares.

¿Qué ventajas tiene ésta instalación de autoconsumo?

  • El consumidor es dueño de la energía generada por su instalación. Así, puede decidir cuándo consumirla y cómo.
  • El usuario ahorra en su factura eléctrica.
  • Actualmente, el uso de sistemas de energía renovable en edificios se valora en gran medida en el mercado inmobiliario. Por ello, la vivienda o edificio pasa a tener un mayor valor de mercado.
  • Se evitan emisiones a la atmósfera de gases nocivos, y se crea energía limpia, ayudando a frenar el cambio climático.
  • El sistema eléctrico que conlleva el autoconsumo eléctrico es más eficiente. Se minimizan las pérdidas de energía que puede haber en su transporte y distribución, ya que generador y lugar de consumo están cerca.
Noticias Greening-e relacionadas:

La subasta eléctrica de energía renovable impulsa el crecimiento de las instalaciones fotovoltaicas

Cálculo de aprovechamiento: Diferencia entre aprovechamiento con curva o con facturas