En nuestro ámbito de trabajo hacemos referencia al aprovechamiento de una instalación fotovoltaica y al autoconsumo de la misma. Por ello, Beatriz Medina, Responsable del Departamento de Ofertas de Greening-e, nos define este proceso y muestra las diferencias entre las dos variantes básicas que tenemos para el cálculo de aprovechamiento energético.

En Greening-e somos conscientes de que el ahorro de nuestro cliente depende del aprovechamiento de la instalación. Por ello, realizamos proyectos a medida en los que nuestro equipo estudia al detalle la productividad y eficiencia de la instalación. En este artículo queremos definir este proceso y mostrar las diferencias entre el aprovechamiento en curva horaria o con factura. Así, conoceremos las posibles desviaciones del cálculo de aprovechamiento energético y en consecuencia, el retorno de la inversión acometida, según el proceso utilizado.

Comenzaremos con el estudio del aprovechamiento con facturas eléctricas, ya que es el más habitual y más fácil de realizar, aunque menos preciso. Como todos conocemos, existen varios tipos de facturas y cada uno con sus periodos tarifarios:

  •  2.0 y 2.1: Pueden ser de 1 o 2 periodos.
  •  3.0 y 3.1: Tarifas de 3 periodos.
  •  6.0, 6.1 y 6.2: Tarifas de 6 periodos.

Cuando se analiza el perfil de consumo de un cliente y sus necesidades energéticas, nos es imposible extraer de las facturas el hábito de consumo de un cliente, es decir, el periodo horario en el que se concentran la máxima demanda energética. Solo podemos repartir el consumo que según la factura el cliente tiene en cada periodo, entre las horas que componen cada periodo igualitariamente. Por este motivo, es imposible realizar un estudio de aprovechamiento de la instalación preciso.

Por contrario, si realizamos el estudio mediante la curva horaria de consumo, podremos analizar los consumos hora a hora del cliente y comprobar el autoconsumo inmediato que el cliente obtendría de la energía generada, logrando así un aprovechamiento más real.

Pondremos como ejemplo un estudio de autoconsumo realizado para el mes de enero. Se trata de un mismo cliente analizado con facturas y con curva de consumo horaria:

  • Facturas: Aprovechamiento 90,58%
  • Curva: Aprovechamiento 97,72%

En este caso hay un 7% de diferencia y nos penaliza el estudio con facturas. Sin embargo, en otros casos estaríamos siendo más optimistas en el estudio del aprovechamiento mediante facturas y trasladarle al cliente un dato erróneo. A continuación, mostramos las imágenes del reparto de consumos:

curva de consumo energético

Observaciones sobre el consumo de una instalación fotovoltaica

En conclusión, en Greening-e somos partidarios de intentar obtener los datos de la curva de consumo horaria o cuarto-horaria de nuestros clientes. En dicha curva se refleja el consumo hora a hora de nuestro cliente de forma discriminatoria; pudiendo así diferenciar las horas de máxima concentración de demanda y realizar una propuesta de una instalación acorde con sus necesidades energéticas.

No tiene mucho sentido proponer una instalación fotovoltaica de mayor potencia si el consumo directo hora a hora de nuestro cliente ya está cubierto, aunque la demanda global del cliente en horas solares sea superior a nuestra generación. A excepción de las instalaciones de autoconsumo con excedentes que se puedan acoger a compensación.

En Greening-e contamos con un equipo de técnicos especializados en el cálculo del aprovechamiento de una instalación fotovoltaica lo que nos permite garantizar al cliente los mejores resultados en la productividad y eficiencia.

Noticias Greening-e relacionadas:

Optimizadores de potencia en paneles fotovoltaicos

Greening-e, empresa colaboradora del programa I’m Growlaber promovido por Cesur