España inició el año con la celebración de la subasta eléctrica de energía renovable. Esta subasta se orientó al menor precio y se realizó la venta de 3.000 megavatios, de los que un tercio fue de fotovoltaica.

Con la entrada del nuevo año, el Gobierno de España ha retomado la celebración de la subasta eléctrica de energía renovable. Además, dichas subastas contarán con un nuevo formato orientado al menor precio junto con nuevas modificaciones respecto a las tecnologías. Dichas modificaciones son: hibridación entre tecnologías, modificación de instalaciones previamente realizadas y compatibilidad de almacenamiento.

La subasta inicial que se celebró a finales del pasado mes de enero, fue de 3000 megavatios, repartidos equitativamente entre energía fotovoltaica, eólica y otro tercio sin restricción tecnológica. En adición, cabe destacar que las subastas estarán amparadas en un nuevo marco retributivo denominado Régimen Económico de Energías Renovables (REER).

El Ministerio para la Transición Ecológica ha mencionado que la nueva fórmula responde a la llamada de ofertar un marco estable donde interese realizar inversiones fomentando las energías renovables. En consecuencia, los consumidores también saldrán favorecidos por las reducciones de costes a la hora de generar éstas tecnologías. Así, se busca cumplir con los acuerdos de sobre descarbonización realizados en el Acuerdo de París y el Plan Nacional Integrado de Energía Clima (Pniec) 2021-2030. Dicho plan prevé instalar cerca de 60GW de energías renovables en la década actual.

Teresa Ribera, vicepresidenta cuarta y ministra del ramo, aseguró que las energías renovables son fundamentales para alcanzar la neutralidad climática en 2050. Además de constituir la alternativa energética más limpia, también son el método menos costoso de generar energía.

Por otro lado, Ribera resaltó a los medios el «gran potencial» con el que cuenta España para la implantación de sistemas de producción de energías renovables. Esto se debe a la multitud de horas de insolación y viento que recibimos. Todo ello sumado a una fuerte red empresarial que dispone de los medios de implantación de éstas tecnologías.

Impacto internacional de los resultados de la subasta

El mercado de inversores internacionales ha estado siguiendo desde cerca los resultados de las subastas españolas. Así, durante el evento se pudo ver que los precios oscilaban entorno a 25€/MWh. Esto ha aumentado la atención de los inversores internacionales, empezando a fijar el punto de mira en nuestro país. Los resultados que ha arrojado la subasta han evidenciado un sector estable en el largo plazo con unos objetivos muy claros.

Respecto al sector de la energía fotovoltaica, se espera que con el paso del tiempo se muestren escenarios más favorables a crear un mercado eléctrico sólido y preparado para la transición energética.

En Greening-e apostamos por desarrollar estrategias respetuosas con el medio ambiente. La eliminación de la contaminación generada por los sistemas tradicionales de producción energética es uno de los objetivos de la década. Por ello, queremos satisfacer las necesidades energéticas sin comprometer el bienestar de las generaciones futuras y de nuestro planeta.

Noticias Greening-e relacionadas:

Plantas fotovoltaicas Greening-e: más de 217 MWp desarrollados nos avalan

Testimonio de clientes Greening-e