En algunas ocasiones no basta con ver un dibujo en 2D sobre un plano para interpretar como quedaría realmente una cubierta con una instalación fotovoltaica. Eusebio Puga, delineante del Dpto. de Ingeniería de Greening-e, nos cuenta por qué es necesario generar diseños 3D sobre el entorno de las instalaciones.

Gracias a los avances tecnológicos actuales, los diseños 3D del exterior de un edificio se puede hacer de forma fácil y con un nivel de detalle más que suficiente. Esto facilita mucho el hecho de conocer cómo podría quedar terminada la instalación fotovoltaica una vez acabada la instalación.

No obstante, siempre será más detallado el modelo 3D cuanta más información se tenga de lo que se va a representar. Para ello, importa mucho el tiempo que se pueda llegar a dedicar en un modelo, dado que no es algo que se pueda hacer en uno o dos días.

Actualmente los modelos 3D se sacan a partir de las imágenes que nos aportan los buscadores webs y sitios de mapeado. Sin embargo, cuando se trata de entornos públicos, esto puede ser un problema. En estos casos suele haber más desniveles, muchas más cotas y elementos que de alguna forma u otra deben de ser representados en el modelo 3D. Teniendo en cuenta estos factores, se consigue un nivel de detalle que se asemeja al lugar original.

Casos en los que hemos usado modelado 3D en Greening-e

En unas instalaciones en la vía pública se nos pidió que realizáramos el modelo 3D de unas marquesinas. En primer lugar, se realizaron los planos y cálculos oportunos. En segundo lugar, se pasaron los planos de cálculo y dimensiones de 2D a 3D.

En las zonas en las que se ubicaban estas marquesinas había elementos comunes como farolas, árboles, mobiliario urbano de todo tipo, etc… Las ubicaciones de estos elementos se situaban en un desnivel aproximado de entre 2 y 4 metros. Dibujar todo esto en 3D es complicado, ya no solo por el desnivel principal, sino por los diferentes niveles que se encontraban dentro de la zona de actuación. Al ser una de ellas un parque con diferentes caminos, rampas y demás, sacar una altura aproximada de la zona lo más real posible fue algo complejo.

Siempre en este tipo de trabajos, es de agradecer toda la información que se facilite por parte de la persona que lo solicita. Resultan fundamentales los planos reales, plano de cotas, diseño, etc.

En otro proyecto totalmente diferente se solicitó un modelo 3D de un edificio para comprobar como quedarían estéticamente unos módulos negros en el tejado.

Si no nos dan información de planos, solemos recurrir a ‘grosso modo’ a lo que nos facilita Catastro. Descargando el área del edificio y con ayuda de imágenes se pudo reconstruir en 3D toda la zona exterior del edificio. Además, el nivel de detalle obtenido era más que suficiente.

Vamos a ver ahora con más profundidad los dos ejemplos que hemos comentado.

Uso de diseños 3D para la instalación Greening-e con marquesinas en vía pública

Por un lado, tenemos la instalación de una marquesina en vía pública. La zona en cuestión es la que podéis apreciar en esta imagen:

instalación Greening-e con marquesinas en vía pública

En este trabajo solo disponíamos de las imágenes que nos daban los servicios de mapeado junto con su opción de medir. Por ello, la fiabilidad que nos proporcionan no es la óptima.

Tomando puntos en las cuatro esquinas podemos sacar la altura de cada una. Una vez ahí , lo trasladamos al programa de modelado 3D  empezar dibujar líneas.

Cuando se termina el modelo “bruto” en 3D, pasamos este mismo modelo a un programa de renderizado para añadir más detalles, como las luces, sombras…. para hacer que luzca más realista.

Como puede verse, conseguimos así unos resultados que nos proporcionan mejor idea sobre la realización de la instalación.

Modelado 3D para instalación Greening-e en la cubierta de un edificio

En el otro ejemplo se tomó de referencia la planta que nos proporciona Catastro. Gracias a su ayuda y a las imágenes satélite, se dibujó la planta en detalle. Con estas imágenes como referencia se empezó a dibujar en el programa de modelado 3D el edificio:

Al no poder medir estas imágenes y no recibir datos por parte del cliente, se hizo una aproximación en base a las medidas estándares de las columnas, ventanas, sistemas de ventilación y demás elementos que componen la fachada del edificio.

El objetivo principal de este trabajo era ver cómo quedaban en el tejado los módulos fotovoltaicos que son completamente negros, por temas de estética con el resto del edificio.

Al tratarse de unos módulos específicos se dibujaron previamente en el modelo 3D dándoles el color y texturas que realmente tienen.
Todo ello para que visualmente sea lo más parecido al real. De esta forma, conseguimos proporcionar a los clientes una vista más real y detallada de como quedaría la instalación fotovoltaica junto con el resto de elementos y el entorno.

modelado 3d de edificios

En conclusión, los diseños 3D son una herramienta muy útil para aproximar el proyecto de ejecución de una instalación fotovoltaica a la realidad. En Greening-e, contamos con una amplia plantilla de ingenieros profesionales que asegurarán un perfecto acondicionamiento de la instalación. Si quieres conocer más información sobre este ámbito o cualquier otro, no dudes en contactar con nosotros.

Noticias relacionadas:

¿Qué errores debemos evitar en las licitaciones públicas?

Cálculo de aprovechamiento: Diferencia entre aprovechamiento con curva o con facturas