Tanto la energía solar fotovoltaica como la energía solar térmica tienen como eje principal la captación de la radiación solar. Sin embargo, cada una cuenta con un propósito diferente. Pero, ¿Qué ocurre si las combinamos? Nuestro compañero Jesús Sabaca, del departamento de Producción de Greening-e, nos habla sobre los paneles solares híbridos: el resultado de combinar dichas tecnologías.

Dentro de los distintos tipos de energías renovables, cabe destacar la energía solar. Como su propio nombre indica, es la energía obtenida a partir de la radiación procedente del Sol. Si se aprovecha este recurso dando lugar a energía eléctrica, se estará hablando de energía solar fotovoltaica. En cambio, si la transformación tiene como fin el calentar un fluido; se define como energía solar térmica. En ambos procesos, la piedra angular se centra en la captación de la radiación solar. Los paneles solares fotovoltaicos y los captadores solares son los encargados de ejercer esta función. Del avance y unión de ambas tecnologías nacen los paneles solares híbridos.

funcionamiento de los paneles solares

Los paneles solares híbridos son capaces de generar simultáneamente electricidad y calor. Esto es debido a la capacidad que poseen de poder aprovechar todo el espectro de luz. De esta forma, consiguen proporcionar electricidad, agua caliente sanitaria e incluso calefacción en un solo panel.

Ventajas de instalar paneles solares híbridos

Entre las ventajas que supone la instalación de los mismos, destaca el espacio que conseguimos ahorrar; ya que, de forma tradicional, necesitamos una cantidad de metros cuadrados para los módulos solares-térmicos y otra superficie adicional para los módulos solares fotovoltaicos. Al instalar únicamente paneles solares híbridos conseguimos ahorrar más de un 30% de espacio en comparación con implantar los dos tipos de paneles previamente mencionados. Por ello, conseguimos evitar ocupar un espacio que puede ser decisivo; ya que en muchas viviendas la superficie disponible en la cubierta está muy limitada.

Otra beneficio de esta tecnología consiste en la capacidad de disipar parte del calor que se genera en un panel fotovoltaico, mejorando así su rendimiento. Esto se logra al transferir dicho calor al fluido caloportador que circula en la parte inferior de los paneles solares híbridos, bien sea un líquido para calentar el agua de nuestra ducha o para la calefacción. Así, la refrigeración que se provoca en las células fotovoltaicas consigue aumentar el rendimiento de las mismas hasta en un 15%. Debido a esta refrigeración, la vida útil de los paneles aumenta.

Con los nuevos paneles híbridos que incorporan mejoras técnicas en su aislamiento tanto posterior como en su cristal delantero, se aprovecha mejor la radiación que llega del sol. De esta manera, conseguimos que los paneles solares híbridos en su versión para agua de calefacción, consigan potenciar el rendimiento de la parte solar térmica por encima del doble de los paneles iniciales.

Además de estas ventajas están las ya asumidas tales como el ahorro económico al usar energía renovable que reducirán sus facturas y el beneficio ambiental del uso de esta energía limpia.

En adición, no podemos olvidar las grandes ventajas que ya ofrecen de por sí el uso de las energías renovables; como el ahorro económico reflejado en la factura de la luz o el gran beneficio medioambiental que supone la utilización de energía limpia

El gran avance tecnológico que suponen estos componentes

Si tomamos como referencia el panel fotovoltaico convencional, podemos recopilar hasta tres cambios de generación hasta llegar a los avances tecnológicos que vivimos actualmente.

El panel solar de generación 0 (PVT-0) está formado por el modelo fotovoltaico más un absorbedor de calor sin aislamiento en ninguna de las caras.

La 1ª generación del mismo (PVT-1) incorpora una cubierta trasera cuya misión es conservar el calor y evitar la mayor parte de las pérdidas posibles.  La principal ventaja de esta generación es el aumento de rendimiento de la parte eléctrica, haciéndolo idóneo en lugares calurosos y donde se desee potenciar la energía solar fotovoltaica.

Con la incorporación de una cubierta frontal se alcanza la 2ª generación (PVT-2). Así, se consigue disminuir aún más las perdidas de calor, viéndose beneficiada la parte térmica del panel.

Las diferentes corrientes tecnológicas actuales se basan en tratar de aumentar los rendimientos de aprovechamiento de la irradiación, tratando de disminuir las pérdidas por calor y reflexión; buscando así el equilibrio entre la eficiencia térmica y fotovoltaica

composición de un panel solar

Greening-e, tu partner en soluciones de energía renovable

En Greening-e somos compañía experta en la utilización de energía renovable para aumentar la eficiencia energética de compañías o edificios a la vez que disfrutan de los beneficios de las mismas. Nuestra empresa está en constante actualización, centrando gran parte de nuestros esfuerzos en la implantación de nuevas tecnologías y procesos. Los paneles solares híbridos ya forman parte del parte del amplio abanico de soluciones que ofrecemos a nuestros clientes. De esta forma, conseguimos aportar nuestro grano de arena en la búsqueda de un panorama más eficiente y limpio, apostando por la sostenibilidad y el beneficio de las generaciones futuras.

Greening-e utiliza paneles solares híbridos en sus instalaciones fotovoltaicas

Noticias Greening-e relacionadas

¿Cómo puedo mejorar la eficiencia energética y conseguir un mayor ahorro en mi empresa?

Hibridación fotovoltaica: Sistemas de climatización sostenible