Los nuevos retos de reducción de emisiones para el año 2050 junto con el auge de las energías renovables han impulsado la concienciación general sobre el gasto energético de las empresas, buscando alternativas sostenibles para disminuir el consumo.

Continuamente, todas las personas y organizaciones buscan la manera de reducir sus gastos. Existen demasiados costes a los que hacer frente durante todo el año. Así, uno de los gastos más notables en los que incurren multitud de compañías es el gasto energético. ¿A qué compañía no le gustaría ahorrar en su factura de la luz? Pero, ¿cómo puede hacerse? La respuesta reside en dos conceptos clave: el ahorro energético y la eficiencia.

Sin embargo, estos dos métodos hacen referencia a actuaciones distintas. Por una parte, el ahorro busca reducir el gasto de energía. Y por otra, la eficiencia energética trata de utilizar tecnologías y medidas para optimizar el consumo energético de la empresa.

Medidas para mejorar la eficiencia energética de mi empresa

Aunque a primera vista parezca un tema complejo donde resulte difícil actuar, como miembros de una organización es posible realizar una serie de actuaciones que nos ayudarán a mejorar la eficiencia energética de nuestra compañía. Podemos reducir el consumo energético de nuestra empresa de forma notable si conseguimos instaurar una serie de hábitos eficientes entre los empleados:

  • Dejar apagados los dispositivos electrónicos cuando no se estén usando. Al finalizar la jornada labora, debemos realizar una revisión para comprobar que todo esté apagado. Esto reducirá el consumo fantasma o standby.
  • Programar el sistema de climatización. Adaptar el aire acondicionado o la calefacción a los horarios en los que el personal se encuentra en las instalaciones, en función de la temperatura exterior.

Por otro lado, hay una serie de medidas que se pueden adoptar en la empresa que influirán notablemente en el consumo energético global como por ejemplo:

  • Reemplazar las bombillas convencionales por bombillas led. Estas bombillas presentan una mayor durabilidad junto con un mayor consumo energético.
  • Uso de energía solar fotovoltaica. La energía solar es la encargada de transformar el consumo energético de tu empresa, apostando por soluciones más sostenibles a un coste inferior.
  • Utilizar dispositivos con calificación A en su etiqueta energética. Dichos aparatos son capaces de consumir hasta un 55% menos que el resto.
  • Realizar un correcto aislamiento. Sistemas como los vidrios dobles facilitan el aislamiento en la instalación y permite ahorrar en calefacción y aire acondicionado.

Conseguir aumentar el ahorro y la eficiencia energética es uno de los grandes desafíos a nivel nacional. Su importancia y los beneficios arrojados (tanto para los usuarios o residentes del edificio como para toda la población) se hacen cada vez más evidentes. Por ello, el Gobierno de España decidió aprobar las  ayudas PREE destinadas a la rehabilitación energética de edificios.

Estas medidas tienen como finalidad reducir el consumo energético del envejecido parque inmobiliario español. Se estima que multitud de empresas, organizaciones y viviendas puedan beneficiarse de dichas ayudas para mejorar su calificación energética y reducir sus emisiones.

La energía solar fotovoltaica se puede usar por cualquier tipo de empresa e industria

La energía solar es el componente vital a la hora de apostar por la eficiencia energética. Gracias al autoconsumo, las compañías pueden generar su propia energía de manera limpia y renovable. De esta forma, consiguen ahorrar en su factura de la luz a la vez que reducen los gases contaminantes emitidos a la atmósfera.

En conclusión, podemos encontrar una serie de ventajas económicas, sociales e industriales a la vez que se mejora la competitividad y se apuesta por el cuidado del medioambiente. Queremos destacar las siguientes:

  • Aumento del ahorro y la eficiencia energética. Aunque la producción solar sea variable según el mes del año, siempre reduce el gasto en la factura de la luz en torno al 50% mensual.
  • Mensaje positivo y Responsabilidad Social Corporativa. El uso de energía solar matiza el compromiso de la compañía con la sostenibilidad y medioambiente. Esto transmite una imagen positiva al apostar por la sostenibilidad. Además. estas actuaciones pueden contar con el respaldo de administraciones y ayudas para su realización.
  • Servicios y actuaciones añadidas. A la hora de apostar por Greening-e, disfrutarás de diferentes servicios como pueden ser la auditoría energética, asesoramiento técnico, seguimiento de consumos o la medida del ahorro. Además, podrás disfrutar de nuestro servicio de Operaciones y Mantenimiento (O&M) encargado de monitorizar diariamente las instalaciones y maximizar su eficiencia; solventando las posibles incidencias en menos de 48h.

En Greening-e contamos con un servicio integral de Eficiencia Energética que analizará las necesidades de su edificio, haciendo un estudio exhaustivo del mismo y aplicando la solución más eficiente y óptima. Además, gracias a nuestra amplia experiencia en el sector fotovoltaico, analizaremos las posibilidades reales en cada situación junto con los beneficios obtenidos y aporte de energías renovables. Puedes ponerte en contacto con nosotros para recibir asesoramiento técnico o consultar más información.

Noticias Greening-e relacionadas:

Nueva factura de la luz a partir del 1 de junio, ¿cómo te afecta?

Directiva Europea de Eficiencia Energética