La nueva estructura de peajes y cargos vigente desde el 1 de junio establece una serie de nuevos peajes eléctricos. Esto puede repercutir en la factura de la luz de las empresas y organizaciones nacionales.

La nueva factura de la luz del 1 de junio presenta una nueva metodología para el cálculo de los peajes de transporte y distribución de la electricidad. Por ello, los cargos en el sistema eléctrico de las empresas y organizaciones presentes en España pueden observar una variación en su factura de la luz; en consecuencia de los nuevos peajes eléctricos.

Diferentes gastos energéticos presentes en las empresas

En cada factura de la luz que recibimos podemos ver reflejado el pago por diferentes conceptos:

  • Peajes
  • Coste energético
  • Impuestos eléctricos
  • Alquiler de contadores o equipos
  • IVA
  • Otros gastos

Se calcula que en torno al 40% de la cantidad total de nuestra factura se corresponde con el pago de peajes. Por ello, este es el apartado más sensible con la entrada de las nuevas medidas. En adición, podremos encontrar un nuevo término llamado «cargos», encargado de cubrir otros costes del sistema eléctrico.

Los nuevos costes que se verán reflejados en nuestra factura

Los peajes cubren el coste derivado de las redes de transporte y distribución por las cuáles circula la energía hasta llegar a nuestras dependencias. Por ello, podremos encontrar una serie de factores influyentes: la tensión del suministro, la tensión de la potencia y el volumen de energía consumido. Desglosamos:

  • Término de potencia (Tp): precio fijo en función de la potencia que tenemos contratada
  • Término de potencia demandada (Tep): término aplicado en el caso de que la potencia demandada sobrepase la contratada.
  • Término de energía activa (Te): precio que varía según el consumo de energía realizado.
  • Término de energía reactiva (Ter): importe según el consumo de energía reactiva (no se aplica a suministros en baja tensión con potencia contratada 15 kW)

Los cargos también cubren otros costes del sistema eléctrico. como pueden el déficit de tarifa, el suministro en condiciones de igualdad de los territorios extra peninsulares o las primas a las energías renovables de primera generación. Además, la nueva normativa también afecta a los conceptos regulados de pagos por capacidad y pérdidas; las cuáles también forman parte del precio del contrato de suministro.

Sin embargo, esto no tiene por qué resultar en un aumento de la factura de la luz. Existen posibilidades de adecuar el consumo energético para evitar que tu factura se encarezca. Es posible ajustar la potencia contratada en base a tus necesidades y a la nueva metodología hasta en dos ocasiones desde el 1 de junio. Eso sí, deberás cerciorarte de que dicha modificación no venga acompañada de un incremento de potencia respecto a la previamente contratada; puesto que se devengarían los correspondientes costes de ello.

El autoconsumo fotovoltaico: energía exenta del pago de cargos extra

En Greening-e contamos con una opción capaz de ayudarte a que tu gasto en luz no se dispare por los nuevos peajes eléctricos: la energía solar fotovoltaica. Al realizar una instalación fotovoltaica podrás beneficiarte de las ventajas económicas y medioambientales de generar tu propia energía. En primer lugar, este tipo de energía está completamente exenta del pago de peajes y cargos. Por ello, multitud de compañías y organizaciones están apostando por ella durante el transcurso de este año. Además, contribuyes a una reducción de la dependencia energética de los combustibles fósiles; emitiendo menos gases contaminantes a la atmósfera. Si quieres saber más información sobre las ventajas de la energía solar, ponte en contacto con nosotros. Contamos con un equipo profesional con amplia experiencia que resolverá todas tus dudas.

Noticias Greening-e relacionadas:

¿Cuánto peso albergará mi cubierta con la instalación fotovoltaica? ¿Será lo suficientemente resistente para ello?

Diferencia entre ahorro energético y eficiencia energética